Mariano Sivori

El contrabajista Mariano Sívori es un claro exponente de esto último. Nacido en 1975, sus padres se encargaron de que la música estuviera siempre acompañándolo. No opuso mucha resistencia… De muy niño (a los 3 ó 4 años) esudió flauta; luego, al ingresar a la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola, se dedicó al piano clásico. Pero había una semillita con ansias de germinar. Teniendo apenas 5, su tío lo llevó a ver a Weather Report (en ocasión del Bue ’80 que se llevó a cabo en el Luna Park). Marianito vio a un flaco, desgarbado, melenudo, con vincha, en cueros, que saltaba como un endemoniado y que tocaba el bajo eléctrico como un poseído. Y Marianito se dijo a sí mismo "yo quiero ser Pastorius". Calmo en su infancia, pasó de los estudios orientados a la música clásica y el jazz, a ser bajista de rock. Por ese entonces tenía 13 años… y poco después se produjo el quiebre: se compró un disco de los Jazz Messengers y Blue Train de John Coltrane, quedando de lado y por un largo tiempo los LP’s y casetes de Spinetta, Fito Páez, Charly García y aledaños. Comenzó a estudiar bajo eléctrico, armonía e improvisación con Carlos Madariaga en 1990, mientras comenzó a "contaminar" al Esnaola formando grupos de jazz, algo hasta ese momento inexistente. Ingresó al Conservatorio Nacional López Buchardo en 1993 y el traspaso al contrabajo (confiesa) fue bastante traumático. Pero con tozudez, persistencia y dedicación, pudo finalmente volcar sus conocimientos previos hasta transformarse, hoy día, en uno de los músicos más requeridos de la escena jazzística local y un claro referente de su instrumento, que es el contrabajo, claro está, aunque al bajo eléctrico "todavía lo toco en algunas grabaciones y tal vez meta algo en el futuro en un proyecto propio".

Además de lo mencionado, Mariano Sívori obtuvo el Full Time Certificate Program y el Ten Week Certificate Program del Bass Collective of New York en 1998; estudió armonía y arreglos con Cliff Korman, Jay Bianchi, Fernando Hernández y Mike Pope; bajo eléctrico con Lincoln Goines, Zev Katz, Greg Jones, Steve Marks, Irio O`Farrill, Joe Fitzgerald, Hill Green y John Patitucci (con quien también estudiara Improvisación); análisis musical con Manolo Juárez y David Horta; contrabajo con Javier Dragún, Juan Pablo Navarro y Pastor Mora; composición y arreglos con Juan "Pollo" Raffo y Cirilo Fernández y algo más se nos debe estar escapando.
Y en la otra vereda, es decir como docente, es profesor de los Laboratorios de bajo eléctrico, niveles I al V y dicta las materias "Ensamble I", "Ensamble II" y "Audioperceptiva" niveles I y III en CAEMSA (Ex Berklee). En la Escuela de Música Popular Leopoldo Marechal es profesor de "Arreglos instrumentales y/o vocales" y en la Escuelade Música Popular de Avellaneda, de bajo eléctrico. Esto, además de clínicas brindadas por todo el país y de desempeñarse como docente particular, desde 1996, de contrabajo, bajo eléctrico, e improvisación.

El núcleo de su presente artístico es, sin dudas, el sexteto Escalandrum, banda señera del jazz argentino desde su creación, hace ya una década y que integra junto con Daniel "Pipi" Piazzolla, Gustavo Musso, Martín Pantyrer, Damián Fogiel y Nicolás Guerschberg, y con la que obtuviera numerosos reconocimientos, premios y menciones; también recorrió gran parte de la Argentina, se presentó en varios festivales y realizó giras y actuaciones en España, Austria, Portugal, República Dominicana, El Salvador, Paraguay, Uruguay, Chile y Colombia.
Pero en la actualidad, además, está involucrado en una buena cantidad de proyectos en forma simultánea: Nicolás Sorin Octeto, Nicolás Guershberg Trío, Esteban Sehinkman Sexteto, Alejandro Demogli Quinteto, Carlos Michelini Cuarteto, Ricardo Nolé Septeto y Trío (junto con Daniel Piazzolla y Cirilo Fernández).

Previamente fue integrante de, entre otros, Gustavo Bergalli Quinteto, Manolo Juárez Quinteto, Lito Epumer Cuarteto, Ernesto Snajer y grupo Nuevamèrica, Eduardo Introcaso Cuarteto, La Troupe, Gustavo Sadofschi Cuarteto, Mariano Loiacono Quinteto, Lucecita, Abel Rogantini Trío, Les Amateurs, etc.; y ha tocado o grabado con Juan Cruz de Urquiza, Nora Sarmoria, Delfina Oliver, Oscar Feldman, Ezequiel Piazza, Mariana Baggio, Silvia Aramayo, Pablo Rodríguez, Leonardo Favio, Guillermo Arrom y otro largo etcétera. Esto, sin dejar de lado su participación en comedias musicales, big bands, jingles, bandas sonoras cinematográficas y televisivas, en un amplio espectro estilístico.

No Dogma, su primer álbum fue registrado en dos días de septiembre de 2009. El contrabajista, que además se ha hecho cargo de la composición y los arreglos, conformó un sexteto con músicos de indudable valía y compenetrado con la (noble) causa: Daniel "Pipi" Piazzolla en batería, Cirilo Fernández en piano, Lucio Balduini en guitarra, Gustavo Musso en saxo tenor y Ramiro Flores en saxos alto y soprano. A lo largo de la casi hora de duración, No Dogma asoma (y se muestra) como un álbum grupal, habida cuenta del desinterés de su líder por la omnipresencia en beneficio del proyecto. Así que si esperan el típico primer disco de un contrabajista preocupado por demostrar su pericia en los solos (que la tiene), olvídenlo. La recompensa es mayor, ya que No Dogma es un álbum notable, con protagonismos repartidos y de carácter absolutamente homogéneo que descansa en atractivas composiciones y la pericia, ubicuidad y compromiso de los músicos.

TEMAS DE Mariano Sivori
Videos del tema

"Me queda chico"

+ VIDEOS
COMPARTIR