Artículos

"Algunas veces me encuentro preguntándome si me gusta componer música."

Algunas veces me encuentro preguntándome si me gusta componer música. Y la respuesta se acerca más al no que al sí. Lo que sucede es que por el motivo que sea, cuando paso un tiempo sin hacerlo, empiezo a sentirme vieja, encerrada, detenida, oxidada. Esta sensación es peor que la terrible incomodidad, incertidumbre, pereza, y sobre todo, la de no saber cómo se hace, que me genera la composición. Así que luchando contra esta sensación es que me pongo a hacerlo.

Una vez en movimiento, cuando finalmente siento que en el medio de la nada más inmensa, hallé algo que puede llegar a ser el germen de una pieza, la nueva sensación que me invade es peor. Es como si se instalara un bicho dentro de mi cerebro. Un bicho con un pico enorme que me taladra y no me deja en paz. O como si estuviera muy sucia, como si hubiera pasado muchos días sin bañarme, pero no lograra juntar el impulso necesario para hacerlo. Este estado se prolonga casi lo que dura componer la pieza (una semana, un mes, dos, cinco, puede variar muchísimo).

Soy muy dispersa al hacerlo. Siento permanentemente el deseo de estar haciendo otra cosa diferente a la que estoy haciendo. Idealizo otras vidas, otras realidades, otros modos de abordarlo. Envidio el orden que imagino que tendrá X, la inspiración (no sé lo que es) de Y, la concentración de Z.

Recién cuando luego de muchísimo trabajo y decantación empiezo a sentir que la pieza es lo que es, que no podría ser distinta, me sobreviene cierta tranquilidad. ¿Será que compongo música simplemente buscando estar tranquila?

Gabriela Bernasconi

Otros artículos

“La Vocina”

por: Matias Mormandi

La vocina, el claxon, dice que el otro tiene que hacer otra cosa, es una órden, un reto, un[...]
+ leer más

“Bienvenidos a real book argentina”

por: El Equipo de Real Book Argentina

Un tiempo atrás, cuando esta idea comenzaba a querer precipitarse hacia el plano de concreción, no[...]
+ leer más

“Algunas veces me encuentro preguntándome si me gusta componer música.”

por: Gabriela Bernasconi

Y la respuesta se acerca más al no que al sí. Lo que sucede es que por el motivo que sea, cuando[...]
+ leer más

“Cuanto cuesta la producción de un disco independiente?”

por: Máximo Rodriguez

No hay ningún sello discográfico ni compañía multinacional que tenga interés en invertir en una[...]
+ leer más

“Astronauta Lírico”

por: Cecilia Zabala

Quero perder o medo da poesia / encontrar a métrica e a lágrima
+ leer más

“Determinación y convicción”

por: Daniel Camelo

Creo que una de las cosas más crueles en esencia de la vida del músico es siempre saberse solo.[...]
+ leer más

“Cantar e improvisar”

por: Eleonora Eubel

Todo vocalista debería animarse a improvisar. Tomemos entonces todos los conocimientos musicales[...]
+ leer más

“La música, la guitarra y la puta que lo parió, Capítulo I”

por: Sergio Alvarez

Al principio de todo no había tiempo, o sea que tampoco había principio... no había aire, ni[...]
+ leer más

“La Picapiedrización de los Supersónicos”

por: Leo Masliah

Nota: El siguiente diálogo, parcialmente basado en algunas entrevistas para distintos medios de[...]
+ leer más

“Consejos para enviar mails no solicitados a desconocidos.”

por: Emilio Miler

Enviar mails no solicitados a desconocidos es un arte subestimado. Como en otras ramas del arte,[...]
+ leer más

“El trueno es parte de una gran chispa atmosférica”

por: Matias Mormandi

El trueno es la parte audible de una gran chispa atmosférica. La música es la parte audible de una[...]
+ leer más

COMPARTIR